A Place of Grace

Thought of the Week

    by Susan

    4 de septiembre de 2017

(Nota: Un Lugar de Gracia se publica semanalmente)

 

Hagamos Un Trato

Hubo un programa en la televisión “Hagamos Un Trato”. Por los años 70’s la gente se vestía con un estilo no común para participar y traía cosas extrañas o raras para cambiar. Siempre escogían al que vestía algo fuera de la común. En medio de la audiencia siempre habían cajas o platos de servicio cubiertos. Entonces preguntaban al participante si quería cambiar lo que traía por uno de esas cajas o platos de servicios cubiertos. Una vez decía que si, le proponían cambiar lo que escogió por lo que estaba detrás de la puerta #1. En todo ese intercambio el participante podía terminar con un premio de valor o simplemente con paja que comen los burros. Con la esperanza de coger algo mejor, la persona nunca sabía lo que estaba rechazando. Otro juego era que el participante vaciara todo lo que tenía en su bolsillo y por cada cosa que tuviera le pagarían una cantidad de dinero y muchas veces llegaba a la cantidad de $500.00, para que luego le propusieran si quería cambiarlo por lo que había detrás de la puerta #33 donde talvez había algo de menos valor.En la vida hacemos lo mismo, nos “vestimos” para ajustarnos al juego de la vida y muchas veces terminamos “vistiendo” lo que menos nos conviene porque queremos ser parte del juego. Hasta para ir a la iglesia nos ponemos máscaras, porque no queremos que nadie vea lo que realmente somos: Sonreímos, abrimos la Biblia y cantamos pretendiendo; deseando que nadie nos descubra o trate de ayudarnos. ¿Y qué si nos pidieran abrir nuestros “bolsos”? ¿Qué habrá dentro de ellos? ¿Saldrán malos hábitos o adicciones que nos tienen encadenados? ¿Saldrán envidia, tacañería, odio, temores, amarguras, celos u orgullo que están arraigados en nuestro corazón? ¿Saldrán hábitos o sentimientos que nos roban la vida espiritual?Que bueno que tenemos a Jesucristo, el Hijo de Dios Viviente. El siempre ha estado allí ofreciéndonos “Un Trato” en el cual siempre seremos ganadores y nunca perdedores. El está dispuesto a tomar todo eso que tenemos en el “bolso” (corazón) y remplazarlo con amor, paz y gozo. Siempre dispuesto a darnos Vida Eterna y la Corona de Gloria. Cuando tenemos felicidad que da el mundo y la cambiamos por la puerta #1 que ofrece Jesús, encontraremos detrás de ésta gozo y paz duradera. En esa Eternidad con Jesús no habrá más llanto, no más dolor, ni enfermedad. En ese trato que él os ofrece, nuestro nombre quedará escrito en el Libro de la Vida del Cordero. Tendremos una casa celestial acompañados por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ¿Podrá alguien ofrecernos un “Trato” mejor? La respuesta es no, ni lo habrá, por tanto debemos apresurarnos y hacer trato con él.

(Santiago 1:12 ; 1 Pedro 5:4; Revelación 21:27 ;Revelación 21:4; Isaías 25:8; Isaías 51:11)
 

Back to archive list

Copyright © 2017 Northwest Tampa Church of God