A Place of Grace

Thought of the Week

    by Susan

    30 de julio de 2018

(Nota: Un Lugar de Gracia se publica semanalmente)

 

Confiando en Dios


¿De verdad cree usted a Dios? ¿Decimos que si, pero lo es en realidad? ¿Cómo reacciona usted cuando la enfermedad viene a su vida? ¿Se asusta por lo que podría pasar o deja usted su salud en las manos de Dios? Creerle a él, no excluye el buscar atención médica.

¿Y que tal en creer a Dios en lo concerniente a su matrimonio? ¿En desacuerdo, frustrado, sintiendo que ya no siente amor? ¿Cuál es el plan de Dios para su vida matrimonial? Lea 1 Corintios 13 y Efesios 5: 25-33. Si lo requiere, deje el orgullo a un lado, busque consejería matrimonial con consejeros que sirven y temen a Dios. Quizás el amor entre ustedes no se ha perdido; quizás todos los conflictos han surgido por su falta de interés en establecer una relación con Dios primero.

¿Y qué acerca de sus finanzas? ¿Usted realmente cree en lo que Dios dice acerca del diezmar? Me gusta lo que un pastor le dijo a una persona de su congregación. Este hombre no daba sus diezmos. Su argumento era que no podía darse ese lujo ya que tenía que pagar cuentas y que en su presupuesto no podía agregar el diezmo. Entonces su pastor le preguntó: ¿Cómo puede usted entonces creerle a Dios?, a lo que el hombre respondió, “yo creo a Dios”. Al oír tal respuesta, el pastor le continúo preguntado: ¿Y qué acerca de sus finanzas? A lo que el hombre le responde: “la verdad es que no puedo pagar diezmos”. Entonces el pastor le dijo: Vamos a hacer lo siguiente, usted pague sus diezmos y si no le alcanza para pagar sus otras cuentas, yo las pagaré por usted.” Ante tal propuesta el hombre sonriente aceptó e inmediatamente el pastor le dijo: “Vergüenza debe sentir usted, al creer más en mi que en Dios y Su Palabra”.

Algunas veces, somos como el incrédulo Tomás. El anduvo con Jesús, le escuchó hablar y lo vio hacer milagros. Pero cuando le dijeron que Jesús había resucitado, Tomás tenía que verlo para creerlo. Ante tal actitud, Jesús cuando lo vio le dijo: “Porque has visto has creído; benditos son aquellos que sin haber visto han creído”. (Juan 20:29)

Si necesita usted que se le recuerde la bendición que conlleva en el creerle a Dios, lea Hebreos 11. Pare de ver las circunstancia y mire a Jesús y lo que él puede hacer. Confíe en Jesucristo en todas las áreas de su vida.

 

volver a la lista de archivos

Copyright © 2018 Northwest Tampa Church of God