A Place of Grace

Thought of the Week

    by Susan

    25 de juno de 2018

(Nota: Un Lugar de Gracia se publica semanalmente)

 

Él lo puede!!!!

Mi hija necesitaba una resonancia magnética del cerebro (MRI). El problema es que ella es claustrofóbica. Ella es miedosa y extremadamente insegura de que si pueda hacerlo. Estuvo investigando qué tiempo le tomaría, estar encerrada en la máquina, que significaba estar sedada y qué tipo de contraste y qué reacción tendría? Ella tenía un millón y una preguntas al respecto. Investigué que le pondrían en la cabeza un tipo de jaula entonces le dije que se pusiera una gorra de fútbol y que se acostara y cerrara los ojos para ver cómo se sentía.

Hablamos muchísimo al respecto para ver cómo psicológicamente se la podía envolver en hacerse el examen pero lo más importante era de que orara mucho. Ella oraba para recibir paz y comodidad orábamos juntas el esposo también oraba con ella, el esposo podía entrar al cuarto y sostener su mano así podría estar y sentirse segura de que todos estamos orando. Estaba tan emocionada de que iba a poderlo hacer sin ningún problema que ni siquiera iba a necesitar estar sedada. Estaba tan agradecida y sabía que todo esto y esta paz venia De Dios.

Tres días después necesitaba otra resonancia magnética, pero esta iba a ser una resonancia magnética abierta no cerrada como la primera, que bueno que esta será sin ningún problema ya que la otra que era más difícil lo había podido hacer.

Bueno, no lo pudo hacer empezó a tener pánico y no puedo hacerse el examen.

Entonces...cuál fue la diferencia? Ella estaba petrificada por la resonancia magnética cerrada porque era cerrada, y realmente no sabía si podría hacerlo sin estar sedada. No le gustaba estar sedada por no sentir el control de su cuerpo. Entonces había orado por que Dios le de paz y la proteja. La resonancia magnética abierta era totalmente distinta hubiera sido muy fácil pero no había orado, ella no sintió la necesidad que Dios estuviera presente y tomará control, ella creía tener control ella sola. No pensó que necesitaría su ayuda, me dijo que tenía el orgullo y la confianza de sí mismo y esa fue la razón de la falla. A todos nos pasa muchas ocasiones. Cuando las cosas son difíciles llamamos a Dios para que esté con nosotros y nos ayude a tomar control de las situaciones y El viene hacia nosotros.

Cuando son cosas que podemos nosotros hacerlas nos olvidamos que El tiene control de todo y pensamos que nosotros tenemos el control de nuestras vidas, pensamos que con las cosas fáciles no lo vamos a necesitar. Bueno... a lo mejor podemos o a lo mejor no podemos, pero porque arriesgarnos. Pidamos a Dios que esté a cargo de nuestras vidas y que nos camine en todas nuestras circunstancias grandes y pequeñas. Cubre tu vida con la oración. Te vas a sorprender con las cosas maravillosas que tú y El pueden hacer juntos. Todo es fácil cuando Dios está por delante, parado a tu lado apoyándote.

Filipenses 4:13 Mateo 19:26 Mateo 17:20 Marcos 11:24 Jeremías 32:17
 

volver a la lista de archivos

Copyright © 2018 Northwest Tampa Church of God